volver
¿Altas tasas de rotación en nuevas contrataciones? Préstale atención al onboarding

¿Altas tasas de rotación en nuevas contrataciones? Préstale atención al onboarding

La experiencia de un nuevo colaborador en su onboarding puede impactar sobre la confianza con la que desempeñe su rol, su compromiso laboral y la conexión que tenga con nuestra misión.

En el mundo laboral, como en muchos aspectos de la vida, el primer encuentro es importante para determinar el tipo de relación que surgirá. Cuando un colaborador llega a nuestra organización experimentará por primera vez el nivel de organización que tiene nuestra empresa, el estilo de liderazgo de los managers y la cultura organizacional de su futuro trabajo. Es un paso determinante, pero que desafortunadamente solo un 12% de compañías de mercados desarrollados como el americano tiene una buena experiencia de onboarding, según la consultora Gallup.

Esta cifra fue registrada antes de la pandemia y la migración hacia el modelo de trabajo virtual o híbrido. El actual escenario ha complicado aún más el proceso de recibir a un nuevo talento, enfrentando a los gestores de talento al reto de gestionar un ingreso en un entorno virtual y sin la facilidad de generar encuentros significativos con lideres o equipos.

Estas nuevas barreras y la falta de formalización de esta etapa en la Experiencia del Colaborador pueden tener como consecuencias afectaciones sobre el desempeño laboral, la motivación e incluso impactar en la tasa de rotación de nuevos talentos. De acuerdo con el medio especializado Harvard Business Review, compañías que implementan un proceso exitoso de onbording pueden ver un 50% más de retención en nuevas contrataciones, además de una mejora del 62% en la productividad de estos talentos.

¿Qué es onboarding?

Para mejorar nuestra estrategia o prácticas en este proceso, primero es necesario saber qué debemos entender por onboarding (abordar en español). Probablemente, si recordamos nuestro primer día laboral regrese a nuestra mente un proceso de inducción, la entrega del reglamento de la compañía y, quizás, una breve introducción con nuestro futuro equipo. Bueno, el onboarding es ir un paso más allá para generar una experiencia memorable en el colaborador.

Este es el proceso en el que introduciremos nuestra cultura organizacional y en el que enrumbaremos la integración del nuevo colaborar con el equipo, sus roles y lo que puede dar – recibir de la empresa. Para graficarlo, imaginemos que este es el momento en el que un nuevo tripulante aborda nuestra embarcación para sumarse y navegar hacia los mismos objetivos.

Más que una inducción

La consultora Gartner señaló en el 2021, que durante muchos años gran parte de las compañías han perdido la marca – “miss the mark” – durante años cuando se trata del onboarding. Muchas veces, este proceso ha sido confundido con los pasos de inducción. Esa serie de pautas que tienen por objetivo orientar a los colaboradores con los procesos de la compañía.

La inducción es de corta de duración, pasos breves y busca eficiencia y productividad por sobre otros puntos. En el onboarding, indica Gartner, los gestores de talento deben enfocarse prioritariamente en generar conexión del nuevo talento con sus compañeros y la misión de la organización. Alcanzar esta grata experiencia le permitirá a la organización tener a colaborador que comienza entendiendo los objetivos de la empresa, su misión y que se siente conectada con su cultura, lo que puede generar un 22% de mejora en su performance.

Asimismo, es en este momento en el que los líderes y el área de Recursos Humanos deben procurar traducir la cultura de la organización a acciones tangibles del día a día. Los líderes serán los principales embajadores de nuestra cultura, a través de ellos los nuevos talentos verán cómo se aplican realmente nuestros valores, además brindar guía sobre las acciones de los colaboradores.

Una experiencia memorable y de soporte

Ahora, con la virtualidad de por medio, ¿cómo podemos lograr organizar este proceso para que resulte memorable al nuevo colaborador? La tecnología, aunque ponga distancias, también puede ofrecernos soluciones. Busquemos crear espacios grupales en los que introduzcamos al nuevo colaborador a todo el equipo y lo guiemos durante todo su proceso.

  • En Mandü, solemos darle la bienvenida a cada miembro dentro de las reuniones mensuales generales o comunicar los nuevos ingresos a través de todos los canales de comunicación grupales.
  • Especialistas de Gartner también señalan que un recurso para facilitar las conexiones significativas cuando los líderes de equipo o de RRHH introducen datas sobre el perfil del nuevo miembro para iniciar conversaciones.
  • En algunos casos, las compañías deciden asignar mentores específicos que acompañen al colaborar durante su onboarnding y le den el soporte necesario en cada paso.

Cualquiera de las alternativas que escojamos o estrategias que diseñemos deberán ir acompañadas con todos los insumos necesarios para ayudar a los colaboradores a sentir preparados para asumir su nuevo rol. Con un solo 29% de colaboradores indicando que se sienten completamente listos y correctamente acompañadas para sumarse a una organización, tener un proceso de onbording formal, sencillo y generando vínculos, nos dará ventajas como marca empleadora y retener el talento.

¿Quieres conocer más sobre onboarding y cómo medir esta experiencia en el colaborador? Conoce nuestra solución MandüX.

Katheryn Leonardo Pérez 27, Junio del 2022
Share

Recomendados

Mantente informado y conviértete en un Üman ¡Suscríbete aquí!